Reportajes/SALUD/Vídeos

AGUA BAJO LOS PIES, el influjo de corrientes subterráneas

El geobiólogo Joan Fígols ha elaborado un mapa de todas las corrientes subterráneas de agua que hay en el municipio de Puigreig (Barcelona), y organizado un recorrido para enseñar a los “curiosos” a detectar y sentir en su propio cuerpo esas corrientes. El campo electromagnético que genera una corriente subterranea supone una geopatía para el ser humano, pudiendo llegar a ser peligroso tras una larga exposición. Las investigaciones cartográficas de Joan Fígols muestran que des de los siglos IV-V, los pueblos y ciudades se fueron construyendo a propósito encima de corrientes de agua subterránea, es decir, colocando expresamente a los ciudadanos bajo el influjo del campo electromagnético de las corrientes. Principalmente, los edificios públicos, como ayuntamientos, escuelas, centros culturales, centros médicos u hospitales. ¿Se pretendía acaso debilitar a la población con algún motivo?

Anuncios

3 pensamientos en “AGUA BAJO LOS PIES, el influjo de corrientes subterráneas

  1. Hola Carlos.
    Respeto tu opinión, pero tengo que decirte que en este grupo habia diferentes geobiologos y cuando terminamos afirmavan que era como decía.
    Han venido diferentes grupos de geobiologos de GEA,etc i más que vendran y todos cuando terminamos las rutas afirman que sí , que habia intención a la hora de construir y habia intención de poner los edificios encima de estas corrientes, cuando terminas las rutas te queda claro.
    Tu sabes que nosotros los geobiologos nos gusta ser los más listos de la clase y si estos geobiologos que han venido no lo hubieran visto así, no corrobarian lo que yo afirmo.

    Un saludo.

  2. Hola Alish, pues resulta que mis investigaciones telúricas desde 1984 van en otra dirección. Como muestro en mi libro “La Casa Enferma” (Didaco 1997), los maestros constructores evitan los lugares nocivos para las viviendas, sobre todo las corrientes de agua.
    Tampoco es cierto que todas las corrientes subterráneas sean una geopatía nociva. Con frecuencia brujos y sacerdotes usan los lugares telúricos para la magia y la curación.
    Un abrazo
    Carlos REQUEJO
    carlos@domobiotik.es

    • Estimado Carlos, creo que tus comentarios no son excluyentes de lo que se cuenta en mi reportaje. Está claro que los maestros constructores (todos o algunos) conocían esto, pero no siempre debió ser aplicado para evitar las corrientes de agua. Lo que ha descubierto Joan Fígols es que precisamente a veces se construía encima a propósito.
      También aparece en el reportaje que las corrientes en sí no son geopatías nocivas, por lo menos a corto plazo. También tienen efectos positivos. Está claro que los lugares de culto se construían en cruces de corrientes para aprovechar el estrés que esto supone, así como los GR y lugares para los que se requiere esfuerzo físico. En fin… como decía al principio, tus explicaciones no son excluyentes de lo que contamos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s