HISTORIA/OCTAVI PIULATS/Reportajes/TRADICIONES DE PENSAMIENTO/Vídeos

DISFRUTA DE LA RUTA DE LAS ERMITAS

Serie de 16 capítulos sobre las Ermitas en Montserrat.

Aquí puedes ver una pequeña muestra:

¿Cuál es el origen de las ermitas de Montserrat? ¿Quien las construyó? ¿Quien vivió en ellas? ¿Qué es un ermitaño? ¿Por qué hay tantas? ¿Son habitables o están en ruinas? ¿Se puede llegar hasta ellas? ¿Son espacios de culto? ¿Son lugares de poder?

TODOS LOS CAPÍTULOS:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ALGUNOS COMPLEMENTOS:

 

 

Las primeras ermitas de Montserrat provienen de antiguos lugares de culto de religiones ancestrales, como la megalítica o la íbera. Más adelante, en la época visigótica, aparecen los primeros ermitaños, los pioneros, que construyeron sus habitáculos en las cuevas y oquedades que habían servido al culto de las antiguas religiones. Estas ermitas son lugares muy especiales, sitios energéticos de primer orden, y se hallan situados en lugares difícilmente accesibles a lo largo y ancho de todo el macizo. El primer ermitaño singular del que tenemos noticia, ya cristiano, es el catalán Fra Garí. Pero a partir del siglo XV, y a causa de la reforma de Cisneros, los ermitaños quedan definitivamente sujetos a la regla de San Benet, con unas obligaciones y unos deberes de culto. Allí se acaba su libertad. No obstante, las ermitas viven cuatro siglos de esplendor hasta el siglo XIX. Tras las guerras napoleónicas algunas quedan muy dañadas y el golpe de gracia final lo sufren a través de los bandoleros. A principios del siglo XX todas están ya en ruinas y abandonadas.

En la actualidad, el número de ermitas es incierto. Se hallan divididas en dos grandes bloques de la montaña, que responden a Tebas y Tebaida, en recuerdo a los primeros ermitaños gnósticos de Egipto. En la vertiente de Tebas hallamos la más antigua: San Pere. Luego Santa Caterina, San Juan, San Onofre, Santa Magdalena, Sant Jaume, San Marti, y Sant Jeroni; en el torrente de Santa Maria, la ermita de Santa Ana. Y en la vertiente de Tebaida: San Antoni, San Salvador, San Benet, La Trinitat, Santa Creu y Sant Dimes. La ermita de Sant Miguel no se considera ermita de ermitaños, sino capilla de culto, igual que la de Sant Iscle. Una de las ermitas está dedicada a refugio de escaladores, San Benet, y dos de ellas, Santa Creu y Sant Dimes, están cerradas al público, y bajo supervisión de los monjes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s