CIENCIA / BIOLOGIA / FÍSICA/DENUNCIA / CRÍTICA SOCIAL/Entrevistas/SALUD/Vídeos

¿Para QUÉ sirven las VACUNAS?

ENTREVISTA con el Dr. ENRIC COSTA VERGER y el escritor JESÚS GARCÍA BLANCA, autores de libro VACUNAS: UNA REFLEXIÓN CRÍTICA. Los argumentos biológicos, médicos e históricos que demuestran que la propaganda oficial sobre las vacunas y sus supuestos beneficios no tiene base científica alguna.

ENTREVISTA2

Enric Costa, Jesús G. Blanca y Alícia Ninou durante la entrevista

Enric y Jesús han unido esfuerzos y valor para dar a luz este brillante libro que desmonta completamente el MITO de la VACUNACIÓN. No juegan a las medias tintas, sino que se trata de un ataque frontal y de raíz a una de las creencias más extendidas de nuestra sistema sanitario actual, las VACUNAS. Para ello no apelan a sus efectos secundarios -que los tienen-, a los coadyuvantes -tóxicos para el cuerpo- o a las muertes que han provocado -que las hay-, sino que apelan al Sentido Común, a la propia Historia de la Medicina y a los últimos descubrimientos -y no tan últimos- de la Biología.

ENTREVISTA5LAS VACUNAS NO TIENEN

El afán por controlar la naturaleza -y al cuerpo humano- ha llevado a la sociedad moderna a romper el equilibrio tanto externo como interno, provocando enormes problemas de salud, tanto a las personas como al planeta tierra. Las vacunas se basan en ideas superadas por la investigación bio-médica reciente y también por aportaciones científicas olvidades o apartadas por intereses de poder. Todos los médicos o científicos que se han opuesto a la versión oficial han sido apartados del mundo académico, o arrinconados, expulsados, ridiculizados… Vivimos en un sistema médico en el que todo está “atado y bien atado”, fundamentado en una gran cantidad de intereses económicos y académicos que hacen inviable cualquier tipo de crítica. Pero nadie puede impedirnos, por lo menos, hacernos algunas preguntas…

El Colegio de médicos de Barcelona no permitió que se celebrara allí la presentació de este libro, la cual tuvo lugar en la Asociación Plural 21 de Barcelona (Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo), el pasado 22 de enero del 2016.

Los videos en Vimeo

 

 

Anuncios

17 pensamientos en “¿Para QUÉ sirven las VACUNAS?

  1. Pingback: La concepción de los seres humanos como ganado | resistenciafrentealaviolencia

  2. Pingback: CAMBIO DE PARADIGMA sobre los microbios II « El Mundo Despierta

  3. Muy Buenas Alish, tengo varias preguntas para el doctor Costa, soy estudiante de sexto de medicina y este mismo año acabo la carrera. He leído su libro sobre las vacunas y me parece que tiene mucho sentido lo que dice, aunque necesito leer más información científica para acabarlo de comprender y contrastarlo con lo que me han explicado.

    La primera pregunta quetengo va sobre el VIH-SIDA como enfermedad inventada por científicos, políticos y la prensa. Entiendo cómo fue orquestrada dicha teoría, la falta de datos para apoyar que el VIH cause SIDA y que el VIH infecte y mate los linfocito T CD4+ de la sangre, por no hablar de la inespecificidad y la inutilidad de los test de serología por VIH y la carga viral. Entonces, ¿por qué una persona inmunodeprimida VIH positiva con recuentos de linfocitos T CD4+ menor a 200, presenta tuberculosis y neumonía por el hongo Pneumocytis carinii? ¿Cómo es que estos pacientes, al tomar el tratamiento antirretroviral actual suben su recuento de linfocitos y reducen la carga viral y mejoran su estado general de salud? ¿Qué significan ambos marcadores si ambos forman parte de una enfermedad inventada? ¿Y tiene datos científicos que apoyen sus afirmaciones?

    Son preguntas que me faltan saber responder para poder oponerme al SIDA y prevenir este paciente de esta enfermedad. Si también me puede recomendar cómo tratar a estos pacientes tan inmunodeprimidos, que muchos casos son drogadictos de largo plazo, le estaría también agradecido.

    En segundo lugar, ¿qué opina de la hepatitis C? También he investigado que se trata de un timo como el SIDA pero, en este caso, he encontrado mucha menos información respecto a esta supuesta enfermedad, pero presenta una gran similitud con el VIH-SIDA, pues el virus no ha sido aún aislado y se presenta la enfermedad con un período de latencia de 20-30 años, haciendo que la inmensa mayoría de pacientes infectados desarrollen hepatitis crónica. Además, en la actualidad el 80% de las personas que se “infectan” supuestamente son adictos a las drogas por vía intravenosa, pero que hasta 1990 se infectaban por transfusión de sangre, pues no se trataba adecuadamente los hemoderivados. Y, finalmente, ¿qué opinas de los nuevos antivirales que han salido para tratar la hepatitic C, aseverando que tienen una tasa de erradicación del virus de más del 90%?

    Por último, ¿es la sífilis otra enfermedad inventada? cómo se sugiere en este artículo. http://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/449737-vih-sida-sifilis-ii-o-sifilis-segunda-parte-autopsia-de-viejo-fraude-medico-sifilis.html
    ¿Cuál ha sido su experiencia al tratar la sífilis?

    • Adri, gracias por estudiar medicina y tener una mente tan abierta! Le he pasado tu comentario al dr. Costa y en cuanto me llegue la respuesta la colgaré. Quería sugerirte que vieras la entrevista que hice a Lluis Botinas sobre el tema del SIDA que seguramente te aclarará algunas dudas. También en la Asociació Plural 21 de Barcelona dan charlas periódicamente sobre el cancer, Sida y Hepatitis C para desmontar los mitos existentes sobre estos temas. La sede está en Barcelona, pero creo que Lluis se desplaza también de vez en cuando a Madrid.
      https://timefortruth.es/2012/03/24/sida-desmontando-el-pastel-entrevista-a-lluis-botinas/

  4. Hola de Nuevo Dr.Costa, entiendo el fraude de la teoría infecciosa, y es de una magnitud brutal. Quizá a la altura del fraude dietético y creo que un desarrollo o trama histórica muy similar al que explica su libro sobre la industria de las vacunas seria aplicable a la industria alimenticia. Yo soy “aficionado” al tema dietético y al igual que la formación médica es sesgada, la formación en nutrición y su contrario, el ayuno, es inexistente. Lo qual es muy significativo. Decía un antiguo libro de un médico rural inglés que leí hace unos años algo así, “no hay enfermedad febril de la infancia que no se cure con el ayuno, aire fresco y reposo. El atiborrar al enfermo de comidas “completas” no solo no fortalece sino que agrava la enfermedad “. No voy explayarme en ese tema ya que no es el espacio.

    Su libro y explicaciones han acabado con las pocas dudas que me quedaban sobre las vacunas. Además me han puesto en sobre aviso de como puede ser el procedimiento hospitalario en caso de problemas con mi futuro hijo. Se lo agradezco sinceramente.

    Si me pregunta si conozco algún caso donde la medicina mejore un organismo, la verdad es que como mejora biológica no recuerdo que se haya reportado ninguno. La promesa de las células madre parece ser lo más cercano. Veremos que sucede con esta industria.

    Sobre otras aplicaciones no biológicas si que hay multitud de casos. Mi abuelo sobrevivió 10 años gracias a un marcapasos, y cada día se salvan vidas de personas que han sufrido fuertes accidentes. Es por esto que no puedo renegar del sistema sanitario en su totalidad. Cuando un enfermo cardiaco acude al hospital con poca posibilidad de sobrevivir de manera natural, la intervenciones químicas y eléctricas suelen salvar su vida.

    En este sentido va mi explicación sobre los niños prometeo y el uso de medicamentos en ellos. Todavía no tengo una visión/comprensión clara sobre los desequilibrios bacterianos. Pero la verdad es que dudo si serían superados estos desequilibrios por muchos de los hombres y niños de hoy sin ayuda de los antibióticos. Posiblemente estoy equivocado.

    Por último estoy de acuerdo que mi generación tiene bastante peor salud que la de mis padres. Hoy no es raro que octogenarios de cada familia entierren a sus hijos de entre 45 y 50 años con cancer e infartos. Tampoco es falso que los niños son realmente débiles, enferman muchísimo más que antes, hay un % alto de alergias, dermatitis, a algunos casi no le pude dar el sol! Las enfermedades autoinmunes es la nueva epidemia.

    En fin, como “adicto” a la lectura de calidad que soy le animo a compartir sus conocimientos en tantos libros como necesite. Especialmente usted que tiene la capacidad y los conocimientos necesarios como para transmitir el hilo histórico que nos permite la comprensión de la película a los que hemos llegado a la sesión con la trama ya montada y cercano el desenlace.

    Un cordial saludo.

    • Hola Oscar, traslado la respuesta del Dr. Costa:
      Querido lector: En un próximo libro que estoy acabando analizo o critico la medicina industrial y me detengo especialmente en el análisis de las consecuencias, precisamente, de los antibióticos. Y te puedo adelantar que estos quimioterápicos son una de las causas más directamente implicadas en la baja calidad vital de los jóvenes prometeos y en la pérdida de sus capacidades humanas como la de procrear de una forma natural y la capacidad de engendrar y gestar fetos sanos que no padezcan enfermedades raras. Si a esto le añadimos que los antibióticos fueron creados para combatir a nuestros microbios y ahora sabemos que no tenemos que combatirlos… ¿en qué sentido puede beneficiar a alguien, sea quien sea y esté en la situación que esté, la ingestión de antibióticos?
      Mi oficio de médico lo he desarrollado en las últimas cuatro décadas y la mayor parte de mis pacientes han sido jóvenes y maduros prometeos, unos en mayor y otros en menor grado venían bastante intoxicados y mermados de vitalidad. Desde el punto de vista de la lógica médica, lo que hay que hacer es limpiar y vitalizar, nunca aumentar la cantidad de tóxicos que naturalmente merman la vitalidad, puesto que de ella depende que ese prometeo recobre su salud; no depende de nada más.
      En cuanto a lo de tu abuelo o a los modernos transplantes de órganos, los desfibriladores eléctricos… etc… son métodos tecnológicos de la medicina moderna y de los que presume pero piensa en una cosa: A tu abuelo le pusieron un marcapasos porque le dijeron que era la única forma de sobrevivir y no le dieron otra opción de tratamiento. Pero eso no quiere decir que no la hubiese. No lo sabremos nunca.
      Por otra parte no me duelen prendas para reconocer que la medicina moderna por tener un alma mecanicista ha obtenido logros significativos en la creación de tecnología capaz de incidir en los procesos fisiológicos normales y anormales pero nunca logra, esa tecnología, mejorar su diseño biológico. Por eso el corazón de tu abuelo no mejoró ni se sanó, ni se transformó en un corazón sobrehumano, simplemente, recibía unos impulsos que hacían contraer su musculatura por efecto eléctrico.
      Definitivamente los sistemas biológicos son inteligentes y complejos, podemos incidir sobre ellos pero no sabemos nunca a ciencia cierta cuál será el resultado. Y hasta ahora mi experiencia, no sólo de medico, sino de hombre mayor, ha sido la de nunca haber visto mejoras en la biología general del planeta provenientes de la industria y la tecnología del hombre moderno prometeo.

  5. En primer lugar felicidades por la entrevista y el trabajo. Tras verla he pensado, “pues casi que ya no hace falta leer el libro…”
    Pero como me ha gustado tanto he pensado que lo mínimo que se puede hacer es premiar a los valientes y que seguramente alguna cosa más sal ene libro interesante…

    Pues vaya si ha valido la penda, el libro no tienen desperdicio. Felicidades y gracias por su trabajo.

    Un pregunta que me surge y me afecta personalmente.

    ¿ Que ocurre con la vacuna anti RH que s pone en las mujeres con RH – tras parir un beben RH +?

    Agradeceria su respuesta ya que en el libro no se habla de este caso.

    Gracias !!!

    • Oscar, he trasladado tu pregunta al Dr. Enric Costa, y esta es su respuesta que transcribo literalmente:

      Si nuestro amable lector puede acceder a algún libro de patología o, incluso, a la información disponible en internet se percatará de que en los casos de pretendida prevención de la incompatibilidad materno fetal de factor Rh, no se trata de la administración de una vacuna, sino de la de un anticuerpo. Concretamente de una inmunoglobulina que actúa contra los glóbulos rojos fetales que posean factor Rh+ y que, supuestamente, han entrado o penetrado en el sistema circulatorio de la madre y que por tal razón puedan desencadenar una reacción del sistema inmunitario de la madre Rh- contra esos glóbulos rojos de su feto que son Rh+. Y se afirma que esa reacción es más agresiva si se trata de mujeres multíparas o que hayan tenido abortos previos, puesto que esas circunstancias aumentarían la reacción de rechazo a la sangre del feto Rh+.

      Sin embargo, hay que saber que la placenta de la madre impide que tal cosa ocurra, puesto que tanto si se trata de un parto o de un aborto, nunca hay contacto de los glóbulos rojos fetales con la sangre de la madre, puesto que la placenta normal lo impide; y si no lo hace es porque la placenta no es normal. Y si la placenta no es normal no se puede esperar que el feto lo sea y que sea abortado.
      La supuesta vacuna, por tanto, es otro producto industrial más que, apoyándose en el temor de las madres Rh- a perder a sus hijos, se ha impuesto en nuestra sociedad basandose en supuestos imposibles.

      En mi ya larga carrera de médico en activo he conocido cantidad de casos de mujeres Rh – con maridos Rh+ que han tenido varios hijos normales sin tener necesidad de someterse a esas “salvajadas” que recomienda la medicina industrial. Yo mismo soy un ejemplo de padre Rh+ que me he reproducido con una madre Rh- y que tenemos dos hijos sanos sin necesidad de hacer nada más que lo que han hechos los humanos para reproducirse durante miles de años.

      Espero haber aclarado el tema y quedo, como siempre, a la disposición de aclarar las dudas que hayan al respecto con el propósito de contribuir a la salud y a la verdad.

      Enric Costa

      • Gracias por su respuesta Dr. Costa y gracias Alish de nuevo.
        Ocurre también que por desgracia en nuestros tiempos pocos partos no son intervenidos. En casos de cesaría entiendo que la placenta no podría proteger a la madre del contacto sanguíneo. ¿es cierto?

        De todos modos actualmente ya le doy poca credibilidad al efecto de la vacuna anti RH e incluso dudo de si realmente alguna vacuna previene en realidad de los efectos de la enfermedad y produce inmunidad en algún receptor. Pero me confunde ver a personas que siendo contrarios a muchas vacunas si “defienden” otras como la de la Difteria, o por lo menos dicen que “esta si es de las probadas y seguras”. Como expresó Forcades tras el suceso de Olot o el Dr. Gervas que en relación a algunas vacunas siempre ha hecho distinciones.

        Tras leer su libro, algunas partes tan excelentes que lo he hecho en repetidas ocasiones, y habiendo leído ya varios sobre el asunto, después de darle vueltas al tema creo cada vez más que este asunto es un todo a nada. Es decir, o usted y todos los nuevos biólogos que trabajan con un cierto desinterés económico en el tema a riesgo de complicarse la vida se equivocan, o la medicina oficial tiene la razón. No creo que pueda coexistir vacunas buenas y vacunas malas ya que la biología solo puede ser una.

        En cualquier caso, voy a plantearle algunas dudas o preguntas abusando una vez más de este espacio y de su disposición a responder, muchas gracias de todo corazón.

        ¿Piensa que el efecto que se le atribuye a la vacuna anti Rh o a cualquier otra es real? es decir, independientemente de los efectos secundarios ¿Crean la vacunas inmunidad de algún tipo? El ciudadano de a pie afirma que si y que cuando sus hijos cogen alguna enfermedad de la que están vacunados esta es más suave. Yo mismo fui el único de mis hermanos vacunado de sarampión y paperas. Los otros dos pasaron ambas enfermedades y yo no.
        Al mismo tiempo, en el otro extremos, los pocos niños que conozco no vacunados disfrutan de una salud poco común hoy. Es decir, no están enfermos cada 6-8 semanas como la inmensa mayoría sino que pasan años sin enfermar y nunca han tomado un solo medicamento. Sus pequeñas enfermedades se curan rápidamente sin medicamentos por la via natural. Pero al mismo tiempo no es menos cierto que muchas de las familias que no vacunan tienen un alto nivel de consciencia de la salud, aunque estuviesen equivocados en el hecho de no vacunar en si. Es decir, cuidan mucho la alimentación de sus hijos, su salut mental y emocional. Lo qual por una parte evidencia que el higienismo funciona, pero no desmiente que la vacuna tenga o no efectividad.

        En línea a esta última observación, se podría decir que muchos niños no vacunados llevan una vida cercana al higiénismo. Sin embargo la teoría de la enfermedad en la medicina natural y el asunto de la inmunidad me llevan a otra incongruencia. Nos dicen por una parte que la enfermedad es una proceso o un programa de “limpieza-renovación” del organismo. Entonces si la varicela por ejemplo ayudase a eliminar ciertos ácidos, mucus, pus o tóxicos que el organismo tiene en su interior, ¿porque solo pasarla una vez? La inmunidad que se obtiene al pasar la enfermedad es una prueba irrefutable de que la inmunidad, al menos la natural, existe. ¿Por que no activa el cuerpo estos proceso repetidas veces si su finalidad es limpiar y no una agresión? A mi pesar no se me ocurre otra respuesta más razonable que la oficial. Serían agresiones y el cuerpo “aprende” a defenderse.

        Por último y como observación “social”. Entiendo que percibe usted que los niños son cada vez más sensibles o débiles, más enfermizos. La causa principal según la tesis del libro seria la medicalización y especialmente las vacunas. Creo que es un factor importantísimo. Pero, ¿no seria la alimentación de los progenitores actuales más desnaturalizada y cargado de tóxicos que la de sus abuelos, la suya misma desde el nacimiento y los siguientes años, la exposición a una sociedad repleta de tóxicos un punto de gran importancia? No estar vacunado no te garantiza salud, desgraciadamente lo hemos visto. En cambio un modelo de vida saludable si parece dotar de “inmunidad” natural a enfermar, por lo menos gravemente.

        De alguna manera trato de plantear que si un niño no vacunado pero criado de manera “artificial”, alimentado de productos industriales incluso con uso de otros medicamentos a las primeras décimas de fiebre y el largo etc al que se les somete hoy… Este niño, ¿estaría en un riesgo mayor sin vacunar que si se vacunase? Simplemente es una idea sin fundamento solido, pero creo de alguna manera la industria farmacéutica da respuestas al humano de hoy. Que lejos de un estado de salud optima necesita de “parches” para sobrevivir. Seguramente un hombre realmente sano supere infecciones o desequilibrios a los que un “prometeo” es mejor no se exponga y utilice antibióticos. Esta hipótesis daría una reflexión a hacer a los que deciden no vacunar y los que informan sobre los riesgo de las vacunas, siempre claro que una vacuna sea cierto que inmunice o atenúe la enfermedad. Algo así como o eliges el camino natural o eliges el del prometeo.

        Hay un gran mensaje en su libro, pero es muy inquietante. A los que eligen no vacunar, si se les complica una enfermedad y acuden al Hospital, estos estarán en riesgo real y peligroso de ser tratados y sometidos a tratamientos antiguos y muy dañinos, con riesgo real de muerte. ¿A donde acudir entonces? Es lógico pensar que después del caso de Olot todo niño que pise un hospital sin estar vacunado va a ser puesto en cuarentena rápidamente y diagnosticado con la “interpretación peligrosa” de la enfermedad y no de anginas.
        Gracias por su tiempo.

      • Oscar, traslado respuesta del Dr. Enric Costa:

        Buenos dias: Nos proponemos contestar a las numerosas preguntas que nos interpone nuestro amable lector y esperamos con ello satisfacer su inteligente curiosidad. Sus preguntas son interesantes y si logramos contestárselas entendará el verdadero alcance del fraude que significa la teoría de la infección y por ende las vacunas.
        A la primera pregunta sobre si en las cesáreas se justifica la vacuna antiRh, tenemos que contestarle que de ninguna manera; puesto que ni siquiera en la cesárea se produce mezcla o contacto de la sangre del feto con la de la madre. Es así de simple, puesto que la cirugía provoca sangrado de la madre pero nunca del feto.
        En cuanto a su pregunta de que si existe alguna vacuna útil o medianamente recomendable, mi respuesta es contundente: No. Ninguna.
        Y me duele que personas como la hermana Forcades y otros muchos médicos naturópatas españoles tengan esa actitud tibia, ambivalente y poco clara. Aunque quizá esta religiosa médica se vio abrumada por la enorme presión emocional que supuso el caso del niño de Olot. Caso que explicamos y analizamos en nuestro libro. Esperamos que Forcades haya leido nuestro análisis y lo haya entendido.
        Pero a parte de las opiniones más o menos tibias, la nuestra la expresamos claramente: No creemos en la posibilidad de poder mejorar un sistema biológico vivo, sea el que sea, con la administración de un producto industrial o la acción tecnológica. ¿Conoce nuestro lector algún caso en que se haya logrado eso, ya sea en el mundo vegetal animal o humano? El sistema inmunitario es tan complejo, dinámico y responde a tantas variables que es totalmente imposible de entender en su totalidad, por eso, en la actualidad se sigue estudiando dicho sistema y no pueden dejar de encontrarse con novedades.
        Pero quizá le sorprenda que una vez afirmada esa imposibilidad biológica, con la misma certeza le confieso que nadie, ni yo mismo, podemos saber en detalle qué es lo que puede pasar en la biología interna de alguien a quien le hayan inyectado una vacuna. Unos reaccionarán de una forma, otros de otra, unos no sentirán nada, otros se quedarán paraplégicos, unos reaccionarán con fuerza o inmediatamente, otros lo harán pasados unos años… pero todos reaccionarán ante la invasión o penetración de productos que no sean propios del ego biológico de cada individuo. Y como los individuos son únicos e irrepetibles, la complejidad de sus reacciones es, a priori, desconocida.

        A esa reacción general, indeterminada e impredecible, la medicina industrial la llama reacción inmunitaria y, desde un punto de vista muy reducido, se puede llamar así. Pero ponerle nombre no significa que la conozcas, ni que puedas controlarla ni, mucho menos, que tengas la posibilidad de majorarla. Que es lo que afirman los partidarios de las vacunas, eso sí, interesadamente.
        En cuanto a su experiencia personal de no haber pasado las paperas ni el sarampión y que quizá sea por haberse vacunado a diferencia de sus dos hermanos, caben varias posibilidades: la primera es que no todo el mundo pasa las paperas; yo mismo no las pasé y, en mis tiempos no existían esas vacunas. Tengo que informarle que aunque las inflamaciones de las parótidas (paperas) se presentan sobre todo en la niñéz, debido a que los sistemas de termorregulación no han madurado todavía, se pueden presentar parperas en plena madurez.
        La segunda posibilidad de que usted no haya pasado “oficialmente” esas enfermedades es la supuesta desaparición “oficial” de enfermedades supuestamente infecciosas en la población vacunada; la explicación la esbozamos en nuestro libro sobre las vacunas y es la siguiente: el poder del lenguage o el cambio de nombre a los cuadros patológicos. Nos volvemos a explicar:
        A partir del tiempo en que se iban implantando las campañas masivas de vacunación, más o menos en los años 60 y 70 del pasado siglo, a los aprendices de médico de aquella época se nos enseñaba en la facultad la bondad y conveniencia de esas masivas campañas de vacunación y se nos aleccionaba que erradicarían esas enfermedades y que por tanto ya no nos encontraríamos con la difteria en gente vacunada de ella, sino que las afecciones de garganta se llamarían anginas, puesto que estaban vacunadas y no podían tener la difteria, pero sí que podían tener amigdalitis o anginas. De esa manera se camuflaba y se justificaba el gran programa de vacunación global.
        Esa norma se aplicó a todas las enfermedades supuestamente infecciosas y, no sabemos si es su caso, pero este médico veterano se ha encontrado muchos casos de niños y adultos con un cuadro de dermatitis aguda y eritemas con intenso prurito y fiebre que son perfectamente asimilables a lo que la medicina tradicional nombraba como sarampión y que por presentarse en individuos vacunados, sus médicos modernos han concluido que no era sarampión sino una dermatitis aguda o bacteriana. Esta deducción es lógica si aceptas, a priori, que las vacunas funcionan. Pero si no lo das por sentado, que es mi postura, muchos niños españoles han padecido sarampión pero, por estar vacunados, se les ha dicho que tenían una dermatitis aguda de cualquier naturaleza.
        Además, en el caso del sarampión, la opinión o el diagnóstico del médico es totalmente subjetivo y sin argumentos científicos, puesto que al tratarse de una supuesta infección por virus, su diagnóstico se debiera basar en la presencia de ese virus y, eso, sólo se hace en centros de biología molecular como el Carlos III de Madrid. Por tanto el médico que atiende al paciente solo puede tener una certeza en realidad: que si está vacunado no puede ser sarampión.El médico del ambulatorio o del hospital con sus medios clínicos y analíticos no puede saberlo con certeza, pero aprendió un protocolo en la facultad: si está vacunado no puede ser un caso de sarampión y entonces, por exclusión y de antemano, lo diagnostica de dermatitis varias.
        Lo mismo pasa con la varicela y todas las demás; si estás vacunado y siempre asistes a la medicina moderna… nunca las padeceras oficialmente… aunque en la realidad las estés sufriendo. Por estas razones el lector no puede estar seguro si les pasó o no y, desde luego, no es seguro que no las pase en su madurez.
        Ya casi lo último que quiere que comentemos nuestro lector es nuestra percepción de la escasa salud de los niños prometeo. Mas que nuestra impresión, el lector, debería explorar los propios archivos del ministerio de sanidad y sus estadísticas, donde verá claramente la existencia de esos 3 millones de casos en España de enfermedades raras, verá que han a aumentado todo tipo de canceres y enfermedades degenerativas y en todas ellas ha descendido la edad en la que solían aparecer, verá que se han incrementado las enfermedades autoinmunitarias… y estas estadísticas oficiales le convencerán que no es una percepción u opinión personal de este viejo médico.
        En cuanto a que si pienso que todo este desastre de debe exclusivamente a las vacunas, la respuesta es que naturalmente que no. Esta contaminación que padecemos el planeta y todos sus seres, se debe a esta cultura industrial tóxica y depredadora que hemos creado persiguiendo al ídolo del progreso… pero eso es más largo de contar… quizá en el próximo libro.
        Espero haber satisfecho las preguntas del lector y sigo a su servicio.

  6. De esto ya había escuchando antes, de algún médico que definitivamente nadie daba credibilidad en un hospital donde me tocó llevar mis cursos de carrera. Ojalá pronto empiece la real información de lo que se requiere para estar sanos.
    Tengo una duda, esto de las vacunas ¿también aplicaría para los animales? Los perros tienen una cartilla de vacunación que se cumple estrictamente sino supone la muerte del can. Me ayudaría mucho la respuesta. Muchas gracias por la información.

    • Hola, en relación a los animales, te recomiendo que veas esta charla del ganadero Roger Rabés que explica cómo ha eliminado todas las vacunas y medicamentos de sus animales para sustituirlo por MMS y agua de mar. Sé que hay muchos más que lo hacen, pero no todo el mundo se atreve a decirlo. En cuanto a perros y animales de compañía seria lo mismo que para las personas. Tengo previsto hacer algun video al respecto en algún momento.
      https://timefortruth.es/2013/08/25/veterinaria-holistica-con-roger-rabes/

  7. Otra muestra del gran trabajo de Alicia Ninou; esta vez invitando a estos dos serios conocedores del imfumable entuerto de la mafia médica y farmacológica. Y además se percibe indubitablemente que la reportera se ha preparado bien el cuestionario, indagando con detalle en la materia.

    En muchas ocasiones tu trabajo está salvando vidas, Alicia; no cesaré de repetirlo. Aunque solo fuere por salvaguardar el espíritu crítico de los pacientes y preservar un mínimo de inteligencia en los colectivos sugestionados por la hipnótica propaganda de los medios oficiales.

    De manera que cualquier muestra de agradecimiento se va a quedar corta.

  8. Pingback: “¿Para QUÉ sirven las VACUNAS?” – El Dr. Enric Costa Verger y el escritor Jesús García Blanca, autores de “Vacunas: una reflexión crítica”, entrevistados por Alish | Liberación AHORA

  9. Pingback: “¿Para QUÉ sirven las VACUNAS?” – El Dr. Enric Costa Verger y el escritor Jesús García Blanca, autores de “Vacunas: una reflexión crítica”, entrevistados por Alish | Liberación AHORA

  10. HACE MAS DE 40 AÑOS ( yo 80 ) VENGO PREVINIENDO A MIS PACIENTES,SOBRE LO NEGATIVO DE LAS MISMAS ,ESTO VA IR PASANDO CON LA MAYORÍA DE LOS MEDICAMENTOS,QUE SU ÚNICO FIN ES MANTENER LA ENFERMEDAD,NADIE SE CURA DE ENFERMEDADES COMO DIABETES ,PRESIÓN, ETC,SE CREA DESDE QUE UNO NACE, A TRAVÉS DE LAS VACUNAS ,UN MIEDO QUE LLEVA A LA GENTE A NO USAR SU RAZONAMIENTO,ESTE CUERPO HUMANO TIENE UNA CANTIDAD DE POSIBILIDADES,DE REPONER ELEMENTO COMO LAS UÑAS,HÍGADO ,ESTOMAGO,LA VERDADERA MEDICINA SON LOS CIRUJANOS,QUE PUEDEN REVERTIR CASOS ,ALGUNOS GENÉTICOS Y ACCIDENTES ,PERO NO CUANDO,LA OPERACIÓN PASA HA SER UNA EXTRACCIÓN,COMO SON LA,VESÍCULA,APÉNDICES,ADMITIDLAS ETC-
    LA MEDICINA FUTURA TIENE QUE TENER SU BASE,EN DETERMINAR,QUE ESTE CUERPO FÍSICO,EN SU MANIFESTACIÓN ES UN CUMULO DE ENERGÍA,POR LA CUAL SU ALIMENTO ES ESENCIAL,POR LO TANTO SU TRABAJO ESTA BASADO EN LA LUCHA DE ROMPER,CON DOGMAS Y ASPECTOS
    CULTURAL BASADOS EN FORMAS DE ALIMENTACION Y PENSAMIENTOS,QUE A TRAVÉS DE SU IDENTIFICACIÓN EN EL TIEMPO ,LO HACE ESCLAVOS,DE MUCHAS NECESIDADES INCOHERENTES.-
    Y EN LOS GRANDES CENTROS DE ESTUDIOS,LA VIDA TIENE QUE ESTAR BASADA,EN PORQUE ME ENFERMO Y NO COMO ME CURO-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s